El artículo de Soledad GallegoDíaz del 26 de abril de 2,009 es basura.

El sesgo, la falta de imparcialidad, la asunción de una sola postura, mencionando de pasada pero no citando las muy fundadas críticas que se pueden plantear a la diatriba en la que apenas se aportan argumentos mas allá de prejuicios es inaceptable en un medio serio.

Frases como “Para la feminista alemana, el caso encierra una negativa a plantear la relación entre violencia y masculinidad” no son mas que un chiste de muy mal gusto, por no decir que es denunciable. ¿Puedo preguntar porqué no se plantea la relación entre gitanos y sustracciones violentas? ¿Entre las rubias y la falta de inteligencia? ¿Entre los moros y la falta e higiene? ¿Entre los negros y la habilidad para subir a los árboles?

“¿Once de las doce víctimas son mujeres y la cuestión del sexo no es pertinente desde el punto de vista procesal?” ¿Puede que en Alemania no exista una jurisdicción especial en la que el sexo es determinante a la hora de determinar la presunción (o falta de la misma) de inocencia del acusado?

“Las mujeres han ganado poder y eso causa una tremenda furia en el mundo masculino.” ¿Es posible que un adolescente de 17 años no haya podido experimentar esa supuesta pérdida de poder de los hombres? ¿Habrá visto como mujeres son ascendidas por delante de él, le dan órdenes como sus superioreas jerárquicas en el trabajo, le habrán causado resentimiento por el poder que ostentan? ¿O puede que este argumento sea únicamente una estupidez si se pretende aplicar al caso?

“en Occidente, simplemente, se opta por no hablar del asunto. Todas las referencias al feminismo se censuran. Cada vez se habla menos del tema. Es terrible” ¿Esta mujer vive en el mismo mundo que el mío? El occidental, el mío, este donde las noticias de violencia machista (no diré género hasta que no se admita “amoto” y “pienso de que me voy a comer una hamburguesa de baca del género femenino”) copan las primeras páginas de las noticias. Donde un hombre puede ver como su mujer muere de muerte natural y pasa la noche en comisaría por sospechas de haberla asesinado, sin mas pruebas que la jurisdicción especial que se le aplica por su sexo (véanse las hemerotecas del pasado julio de 2.007, recuerdo haberlo leído en Público)

Eso sí, las melonadas sin base tienen todo el sitio del mundo en el artículo, pero “la escritora británica Hilary Mantel acaba de publicar una amplia reseña,(…) en la que recoge algunos aspectos mencionados aquí, pero rechaza otros muchos de From eve to dawn”. Los puntos a favor de ciertas posturas disponen de todo el espacio necesario, como si hubiera hecho falta todo el periódico. Las posiciones críticas apenas merecen una indirecta mención (y así cubrimos el necesario contraste de posturas, ya podemos alegar que hemos cubierto el expediente y podemos responder a quien nos acuse de parcialidad).

Anuncios