¡Nos han pillado!

En el artículo trimestral sobre “discriminación” en la universidad que siempre repite los mismos tópicos se les ha colado una verdad incómoda:

“No te voto por no ser feminista”

“En su caso, además, se encontró con una situación “curiosa” en la que ser mujer le restó posibilidades… ante un grupo de mujeres. “Me dijeron que no me votarían porque no era feminista, no entendía nada”, recuerda hoy.”

El subtexto: aquí estamos para pillar cholletes y paguitas para “las nuestras” y si no eres de “las nuestras” pues te jodes y lo de la igualdad, sí, un cuento muy bonito para conseguir esos cargos y cholletes que nos merecemos.

Porque nosotras lo valemos.

Anuncios

Grandes vividores de la violencia machista

Estoy convencido de que Ignacio Escolar es muy listo. Y que sabe poner las velas en la mejor dirección para aprovechar tendencias sociales y medrar.

Salvo cuando la caga.

El postureo se le da muy bien. Ya en su momento se las dio muy bien de transgresor aceptando sin pruebas acusaciones de tortura de supuestos miembros de ETA detenidos por la Guardia Civil. ¿Qué le convenció? Pues un par de costillas rotas y algunas magulladuras.

La posibilidad de que un tipo al que van a detener no se esté quieto y el forcejeo lleve a unas abrasiones no hay duda de que pasó por su cabeza.

Pero le hubiera fastidiado el postureo.

En su nuevo medio, El Diario.es, publicó desde el principio las tonterías de iluminadas siempre que se presentaran como “espertas de jénero” y dijeran muchas barbaridades contra los hombres.

Si las barbaridades eran jurídicas había plus.

Así tenemos a María Eugenia Palop ciscándose en los más elementales principios del derecho penal, a María Concepción Torres pidiendo tribunales de excepción para encausar a los hombres o Beatriz Gimeno haciendo el ridículo día sí y día también.

Que Palop no tenga la más elemental idea de literatura y de que en la novela que cita quien sufre el proceso kafkiano es el acusado y la idea no tiene nada que ver con el acusador llega a ser irrelevante viendo lo bruta que es. Ya nada sorprende.

Cuando publica a dos analfabetas ininteligibles criticando que se escriba sobre una obra literaria escrita hace siglos se llegan a momentos de diversión insuperable. Juzga las obras según prejuicios contemporáneos y no en función de su calidad literaria y del contexto social en el que se escribieron. Cronocentrismo de manual.

Pero la cagó en agosto al hilo de la denuncia falsa de violación en la feria de Málaga. Durante quince días publicó a cualquier idiota que afirmara que la violación se había producido, incluso en contra de los hechos que se iban conociendo, pruebas y el más mínimo sentido común.

Se pasó de frenada y tenía a la mitad de sus lectores cabreados por las tonterías que andaba publicando, así que reculó y publicó dos artículos contradiciendo a las espertas que habían condenado a los chavales contra toda prueba.

Y cabreó a las talibanes del jénero.

P.D.: no puedo dejar de imaginar a la redacción de el Diario.es en la timba de poker del viernes por la noche, con tres botellas de whisky y apostando “pues tengo una María Eugenia Palop.”

“Lo veo y subo con María Concepción Torres.”

“El resto, Beatriz Gimeno.”

Y los demás, abandonando. No hay quien supere en estulticia a Beatriz Gimeno.

Pensé que era un aprovechado

Pero no, Miguel Lorente Acosta no ha hecho de la violencia de jénero su método de vida por interés. Exclusivamente por interés, que se la gana muy bien diciendo estupideces al respecto.

Pero un tweet como Muere un aficionado del Depor al enfrentarse a los del Atleti… Violencia de hombres en “mundos de hombres” demuestra que es un iluminado.

Me recuerda al superviviente de la guerra del Vietnam absoultamente desequilibrado que en cualquier momento se pone a gritar “Y en el valle del Mekong nos vimos rodeados por miles de charlies que nos masacraron. Ahí perdí a mis dos mejores amigos.

Si no habéis experimentado estar hasta el pecho en un río infestado de pirañas mientras llueven las balas a vuestro alrededor no sabéis nada, no podéis decir que amáis a vuestro país.

YO AMO A AMÉRICA.

Es un desequilibrado al que se ha concedido un poder que no sabe ejercer, que le viene grande al crear opinión en contra de los hombres por el hecho de serlo.

Es un peligro público. Y no se pierdan su blog personal porque es un delirio constante.

No podemos perder el chollo.

En noviembre se publicó un “estudio” sin ningún rigor científico ni base, pero que sirve muy bien para que una panda de aprovechadas se ganen la vida sin hacer nada provechoso.

En este caso alertaban de los peligros de las redes sociales y cómo las chicas sufren en silencio el acoso silencioso que supone controlar la última conexión efectuada, el estado que ponen en las redes o las fotos en que se las etiqueta o que les gustan.

Es cierto, es una forma de acoso. El único problema es que la sinvergüenza que se lo contaba a Francino decía que “afortunadamente, las mujeres hemos superado estos comportamientos.

Pausa para que se levanten del suelo y se recuperen del ataque de risa. Que lo dijo sin reparo y sin que Francino le pidiera que no dijera estupideces en su programa.

Digo sinvergüenza porque ella sabe que miente y sólo está manipulando a un imbécil concreto (Francino) y algunos indeterminados (los idiotas que se creen estas tonterías) para ganarse la vida sin hacer nada provechoso.

Bola Extra: entrevistan a una chica que ha sufrido este tipo de acoso y cuenta las señales de alarma, que controlen:

– la ropa que llevas puesta

– las relaciones que tienes con tus amigos o amigas

– con quien te relacionas a través del teléfono

Mi exmujer cumplía todos los criterios anteriores y alguno más propio. Me llamaba a todas horas y comenzaba con “¿dónde estás?”, si me retrasaba veinte minutos de la hora habitual de llegada ahí estaba la llamada.

Me compraba ropa aún habiendole dicho que no me gustaba el estilo de la que elegía. Doce corbatas espantosas en el plazo de diez días después de haberle pedido que no lo hiciera. Cuatro pantalones “pirata” cuando jamás había llevado algo tan hortera….

Vinieron dos amigas a casa a tomar algo y unos días después las acusó veladamente de haberle robado dos piezas de plata que no encontraba. Obviamente, las piezas aparecieron después, si es que alguna vez se habían perdido.

Y hora diganme que no conocen a ninguna mujer que lea los mensajes del móvil de su pareja. Sin reirse, por favor. Que esta “esperta” decía que las mujeres habían superado esos comprotamientos.

Y Francino se lo aceptaba sin mandarla a la mierda por imbécil.

Mintiendo sin rubor.

“El PIB subirá hasta un 4,5% al sumar prostitución, drogas y otros cambios.”

Y se dice que la prostitución es un actividad ilegal.

Eso es directamente mentira y quien lo dice lo sabe y miente deliberadamente. Es una actividad no regulada, lo que no significa que sea ilegal.

Ni se puede hablar de “legalizar” la prostitución o ninguna otra actividad ya que el Estado no puede legalizar nada, puede prohibir algo o dejarnos en paz. Esto lo dice Thomas Szasz.

Otra cosa es regular una actividad, lo que no es legalizar. Todo es legal mientras no se prohiba.

Soledad Gallego-Díaz no perdía oportunidad de hacer el ridículo.

El artículo de Soledad GallegoDíaz del 26 de abril de 2,009 es basura.

El sesgo, la falta de imparcialidad, la asunción de una sola postura, mencionando de pasada pero no citando las muy fundadas críticas que se pueden plantear a la diatriba en la que apenas se aportan argumentos mas allá de prejuicios es inaceptable en un medio serio.

Frases como “Para la feminista alemana, el caso encierra una negativa a plantear la relación entre violencia y masculinidad” no son mas que un chiste de muy mal gusto, por no decir que es denunciable. ¿Puedo preguntar porqué no se plantea la relación entre gitanos y sustracciones violentas? ¿Entre las rubias y la falta de inteligencia? ¿Entre los moros y la falta e higiene? ¿Entre los negros y la habilidad para subir a los árboles?

“¿Once de las doce víctimas son mujeres y la cuestión del sexo no es pertinente desde el punto de vista procesal?” ¿Puede que en Alemania no exista una jurisdicción especial en la que el sexo es determinante a la hora de determinar la presunción (o falta de la misma) de inocencia del acusado?

“Las mujeres han ganado poder y eso causa una tremenda furia en el mundo masculino.” ¿Es posible que un adolescente de 17 años no haya podido experimentar esa supuesta pérdida de poder de los hombres? ¿Habrá visto como mujeres son ascendidas por delante de él, le dan órdenes como sus superioreas jerárquicas en el trabajo, le habrán causado resentimiento por el poder que ostentan? ¿O puede que este argumento sea únicamente una estupidez si se pretende aplicar al caso?

“en Occidente, simplemente, se opta por no hablar del asunto. Todas las referencias al feminismo se censuran. Cada vez se habla menos del tema. Es terrible” ¿Esta mujer vive en el mismo mundo que el mío? El occidental, el mío, este donde las noticias de violencia machista (no diré género hasta que no se admita “amoto” y “pienso de que me voy a comer una hamburguesa de baca del género femenino”) copan las primeras páginas de las noticias. Donde un hombre puede ver como su mujer muere de muerte natural y pasa la noche en comisaría por sospechas de haberla asesinado, sin mas pruebas que la jurisdicción especial que se le aplica por su sexo (véanse las hemerotecas del pasado julio de 2.007, recuerdo haberlo leído en Público)

Eso sí, las melonadas sin base tienen todo el sitio del mundo en el artículo, pero “la escritora británica Hilary Mantel acaba de publicar una amplia reseña,(…) en la que recoge algunos aspectos mencionados aquí, pero rechaza otros muchos de From eve to dawn”. Los puntos a favor de ciertas posturas disponen de todo el espacio necesario, como si hubiera hecho falta todo el periódico. Las posiciones críticas apenas merecen una indirecta mención (y así cubrimos el necesario contraste de posturas, ya podemos alegar que hemos cubierto el expediente y podemos responder a quien nos acuse de parcialidad).

La primera de las “ídolas”.

Aquí tenemos a una colega, auténtica experta en jénero, dejando muy claro cómo para serlo tienes que ser ignorante, sectaria, parcial y negarte a considerar los más elementales datos que puedan contradecir tus prejuicios.

Tratan de razonar con ella, de rebatirle lo más elemental mostrando algo de sentido común pero se niega en redondo a, simplemente, escuchar.

Por no decir que acude al comodín del famoso estudio, el que tiene fallas metodologicas que hacen palidecer a la de San Andrés, el de que sólo el cero coma cero, cero, cero (pongan todos los ceros que quieran, es inútil) cinco de las denuncias son falsas.

Nada, Nuria Varela, gran colega de género e ídola de ente blos a la que Carles Francino da pábulo en todas sus majaderías.

Y estas reuniones, ¿cuánto nos cuestan?

Racha no equivale a tendencia, eso lo sabe cualquiera con unos mínimos conocimientos científicos o curiosidad por saber y entender.

Luego estamos las “espertas en jénero”, que nos dedicamos a otras cosas.

Como chillar “el mileeeeenarismo va a sheeeegar”, digo “el intolerable aumento de la violencia machista hace imperativo tomar nuevas medidas para atacar a los hombres”, aunque el aumento no sea tal y las medidas que se han implementado hasta ahora hayan probado ser más que inútiles: contraproducentes.

Tras una nueva tragedia tenemos el artículo de rigor que cuenta algo interesante: “en estas comisiones, que se celebran periódicamente y, generalmente, después de cada caso con víctimas mortales, se reúnen miembros de la Delegación del Gobierno, del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, de la Fiscalía Superior de Andalucía, de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, de la Confederación de Empresarios de Andalucía, y de los sindicatos UGT y CC OO.”

Un mínimo de ocho personas pasando dietas para mirarse a la cara y mostrar indignación los pares y desolación los impares sin hacer nada de provecho.

Pero por estos despilfarros no protestamos.